COLOMBIAMODA 2019: LOOKS DESTACADOS QUE SE VUELVEN MÚSICA (PARTE I)

Colombiamoda 2019 nos ofreció una parrilla de pasarelas bastante variadas y un nivel general alto.  Un recorrido por diferentes propuestas, cuya identidad estética resulta clara y orientada a segmentos muy definidos.  Esta es una selección de varios looks destacados, atuendos potentes, tanto así que para A Dress to Kill, se vuelven música.  Lean el artículo y descubran por qué.

JOHANNA ORTIZ

Caprice, nombre de la colección que Johanna Ortiz presentó en La Feria, dejó clara la consistencia de la propuesta de la diseñadora, piezas cuyos diseños identifican claramente el sello que se ha encargado de imponer.  Sin temor a repetirse, Johanna es clara en su afinidad con los boleros y los volantes.  Para destacar, esta colección es una interesante mezcla del ADN que hoy la identifica con una coqueta y divertida interpretación de la década de los ochenta.  Estos dos vestidos tienen ese particular mix; grandes mangas, contraste de volúmenes, acentuación de la cintura y colores llamativos que concentran la atención.  Confieso que amé el color azul cielo, ese que es tradicional en los pueblos del interior de Colombia; el desenfado del atuendo, pero al mismo tiempo su exceso, al mejor estilo de una fiesta ochentera en la que suena Don’t you forget about me o, por el contrario, estos looks también me remiten a un bar en La Habana vieja, donde se escucha un bolero seductor y tropical.

ANDRÉS PAJÓN

El brillo característico la firma Andrés Pajón, aparece nuevamente en su colección Tribal.  Estos dos vestidos en particular, son testimonio de la exuberancia y el riesgo como recursos para crear prendas que tienen como premisa la elegancia.  Maxi volantes y faldas cortas son un verdadero statement de estilo, una invitación a lucir el exceso en la justa medida.  Mujeres de pelo húmedo y mirada seductora configuraron un estilismo que aludió a la época de los estridentes años ochenta…¿recuerdan a Robert Palmer y sus videos?, ¿recuerdan a las chicas que los protagonizaban?  No puedo evitar pensar en ellas al ver estas dos propuestas, que si bien en términos de siluetas difieren, en el halo imponente y las minifaldas, coinciden.  Yo veo a estas dos mujeres bailando Simple Irresistible, una imagen inolvidable con una alta información de moda.

RELIGARE

Si hablamos de minimalismo y su contundencia, entonces tendríamos que mencionar a Religare; firma que deja claro que menos es más.  Estos dos looks son un buen ejemplo de ello, piezas básicas en color negro que se unen a mallas tejidas, prendas que contrastan de manera fuerte y sutil. Estos dos atuendos en particular exhiben una clara influencia de los noventa; esa elegancia versátil, cómoda y provocadora.  Cualidades que se suman a la impronta de procesos con mística y armonía con la naturaleza; una filosofía de producción que da como resultado una identidad clara y un sello en el que pesa la sostenibilidad de manera inconfundible.  Con respecto a estos dos looks, no puedo evitar pensar en Helmut Lang y sus colecciones noventeras y, por supuesto, en los sonidos de ese momento, cargados de profundidad y sensualidad, Porstishead, por ejemplo…una canción: Glory Box.  Sin duda.

MEV

Colombiamoda 2019 fue el escenario para el lanzamiento de MEV, la línea casual de la diseñadora Maria Elena Villamil.  Ser es el nombre de la colección y vale la pena anotar que fue una propuesta fabulosa.  Fiel al espíritu de la diseñadora, sobre la pasarela se vio la traducción de veinticinco años de trabajo llevados al segmento del casual, una decisión más que atinada, pues ahora, para muchos, será más viable en términos económicos tener una pieza firmada por la diseñadora.  Sobre la pasarela se desplegó una suerte de homenajes al diseño oriental, desde la arquitectura, la moda o el arte.  Imposible no pensar, en su justa medida, en un Yohji Yamamoto o un Issey Miyake como influencias claras: formas desestructuradas, orgánicas, volúmenes poco convencionales, prendas ultra versátiles y una paleta de colores neutros y pocos acentos.   Me emocionó ver los looks masculinos y, por un momento, sentí una especie de guiño a la estética de los uniformes que me encantó.  Insisto, qué buena diseñadora es Maria Elena Villamil y qué buen augurio para su nueva línea.  Por último, si tuviera que ponerle música a estos dos looks, pensaría en contrastes noventeros; Massive Attack o Chemical Brothers.  La experimentación en diversas líneas, el mixtape incluiría Ritual SpiritGot to keep on.   Así de contundente y claro.

MIGUEMO

Una propuesta hilarante y pop al 100%, un verdadero derroche de color, látex y peluche.  Un divertido video clip sobre la pasarela; Katty Perry, Lady Gaga  o, incluso, una Rosalía, fácilmente podrían lucir estas prendas.  Una colección alegre, atrevida y, definitivamente, llena de alusiones a la cultura popular y por ende, a lo kitsch.   Mujeres empeliculadas en su rol de estrellas, protagonistas de alfombras fucsias y portadas de revistas.  Con respecto a estos dos looks, qué vivan las formas del cuerpo, el brillo artificial y la simpleza de las siluetas que gritan «mírame», «estoy aquí y llegué pisando fuerte» o por qué no, bailando ritmos contagiosos.  A propósito de música, pienso en un clásico de Aqua: Barbie Girl o figuras más contemporáneas como Katty Perry o Miley Cyrus, pero definitivamente, las canciones ideales para este look serían Di mi nombre o Pienso en tu mirá de Rosalía.  Dos grandes hits de la española, que podrían ser la perfecta banda sonora para estos dos enterizos de látex, hechos para triunfar.

LA PETITE MORT

Reinterpretación, desestructuración y vanguardia… La Petite Mort llegó para quedarse a punta de una propuesta con ingredientes que se mueven cuidadosamente entre lo clásico y lo arriesgado.  Estos dos looks, por ejemplo, nos muestran cómo el nuevo sartorial se une a lo tradicional con tejidos diversos elaborados en distintas técnicas, que le dan vida a prendas como chalecos, sobrepuestos o ruanas fantásticas.  Atuendos que se quedan en la retina gracias a su poesía y encanto.  Esta colección es un respiro grato y vital.  Pero ¿a qué suena Agua Salada?, es una especie de lágrima, que brota del amor, la nostalgia y la ensoñación…Teardrop de Massive Attack, ese es el sountrack de esta colección: «Water is my eye / Most faithful mirror / Fearless on my breath / Teardrop on the fire…»

LUGÓ LUGÓ

Las Indias de Marco Polo, la colección de Lugó Lugó trajó consigo el universo masculino visto a través de un expedicionario o en este caso,  de dos creativos, los hermanos Alejandro y Daniel, diseñadores apasionados y talentosos, apropiados de una propuesta depurada y novedosa. Especialmente cargada de prints cuyo lienzo son siluetas caracterizadas por un sello de autor moderno, elegante y cómodo.  Mi look a destacar, sin duda, es el interesante híbrido entre blazer y kimono; un homenaje al smoking.  Sí, lo repito, un homenaje al smoking, pues señores y señoras, así surgió este clásico traje de origen masculino.  El smoking originalmente, era una especie de bata que los caballeros usaban sobre sus trajes, cuando después de cenar, se sentaban un rato a fumar.  Al ver esta pieza en la pasarela no pude evitar recordarlo y quedar flechada por la apología y el toque un tanto bohemio del estampado, los colores y la idea del look.  La música para este atuendo es una simbiosis entre el sonido y la imagen: The last day de Moby.  Si quieren saber por qué, solo tienen que ver el video, en una palabra; India.

CRÉDITOS: 

FOTOGRAFÍA: JUAN SILVA

@juansi_

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *