COLOMBIAMODA 2019: LOOKS DESTACADOS QUE SE VUELVEN MÚSICA (PARTE II)

Esta es la segunda entrega de la selección de looks destacados de Colombiamoda 2019.  Un recorrido por diferentes propuestas, cuya identidad estética resulta clara y orientada a segmentos muy definidos.  Atuendos potentes, tanto así que para A Dress to Kill, se vuelven música.  Lean el artículo y descubran por qué.

Ana Lucía Bermúdez

Desenfadada, congruente y, definitivamente, muy atractiva.  Así es la propuesta de Ana Lucía Bermúdez, quien por pimera vez se presentó en Colombiamoda, con una colección que reunió varios de los recursos que representan su sello: plisados, asimetrías, siluetas ajustadas que contrastan con volúmenes, tops coquetos, pero además, grafías alusivas a los delfines y manatís, un tema que para ella es fundamental, pues a través de su marca contribuye a la conservación de estas especies.  Para resaltar, las muchas alusiones a las togas romanas, las cuales incorporó de diversas formas a los diseños; un interesante riesgo, pues si algo hay que decir, es que Ana Lucía es una diseñadora que no teme atreverse, romper el molde comercial con acentos llamativos y proponerla a la mujer otras vías para sentirse sexy y bella.  De su colección elegí estos dos looks;  llamativos, definidos y sobretodo, provocadores.  De un lado, el top y el pantalón blanco, son un verdadero juego de volúmenes y una invitación a la elegancia veraniega.  El segundo atuendo es una fiesta ochentera (vuelve a aparecer esta década sobre las pasarelas de La Feria) el pantalón ajustado, de cintura alta y brillante, el top y, finalmente, la falda de flecos en degradé de colores; configuran un look tan divertido que provoca lucirlo para moverse de modo sugerente y, por supuesto, no pasar desapercibida.  ¿A qué suenan estos looks?; de fondo escucho a David Bowie cantando Modern Love, sin duda.

Renata Lozano

Fantástica Renata Lozano, salida tras salida dejó clara su trayectoria y su apuesta por el diseño de piezas contundentes, inteligentes y, definitivamente, versátiles al interior del ropero femenino.  En este caso presentó una colección que evidenció un alto componente de trabajo manual, piezas elaboradas al detalle, en las que predominó el brillo.  ¿Saben quienes eran los maharajás? en la India eran los regentes de más alto rango y solían vivir en medio de lujos y excentricidades y, por supuesto, su vestuario era suntuoso y vistoso.  Justamente, al ver esta colección, no pude evitar pensar en ellos; las sedas, los bordados y una paleta de color que asemejaba al arcoiris, me recordaron a estos nobles hindúes.  Diseños opulentos que tenían ciertos toques terrenales, como las camisas básicas de la firma, los jeans intervenidos, los blazers, las faldas amplias o los jumpsuits.  Combinaciones que resultaron atinadas, en otras palabras, el estilo de Renata Lozano en medio de la excentricidad oriental.  Hablemos de la música para estos looks, no es un asunto literal, pero sí una suerte de guiño…Las Grecas fue un dúo español, tocaban flamenco y rock, y si lo pensamos con calma, podrían ser las antecesoras de Rosalía.  El caso, es que para estos dos atuendos en particular suena Bella Kali, uno de sus hits. Así mismo, esa melodía con un sampler, por cuenta de Gonjasufi…sonidos un tanto experimentales y exóticos.

Le Zapatiere

Techno definitivamente, techno. Así es la colección que Le Zapatiere dio a conocer en La Feria.  Los noventa de la onda industrial se encuentran con cierto brillo y halo del japón de ese momento.  Una de las fortalezas de la marca son los zapatos y para ser precisos, las botas de plataforma, fueron el complemento destacado de la colección; la cual exhibió una serie de piezas como enterizos, que parecían uniformes, diseños que pienso fueron claves en esta historia.  Pero además, gabanes, camisas, camisetas, faldas y trajes como el violeta que se aprecia en la imagen, una versión estilizada, eléctrica y curiosamente, atemporal.  De otro lado, esta el look azul rey; camisa blanca oversize, blazer y falda, otra interpretación de la formalidad a través de la mirada de la marca.   Los sonidos que acompañan estos diseños, sin lugar a dudas, Walking in my shoes de Depeche Mode.  Las explicaciones del por qué, sobran.

Alexandra Bueno

Esta colección está inspirada en las mujeres que se dedican a recoger café, a las que se les llama «andariegas», de hecho, esta historia de moda tomó este apelativo para nombrar así su colección.  Una propuesta posee cierta estética tradicional y la une con esos elementos que hoy por hoy, funcionan comercialmente; muchos volantes, mangas amplias, cinturas altas y algo de denim, llenaron la pasarela de frescura, ligereza y feminidad.  Durante la pasarela no puede evitar recordar la caracterización de Margarita Rosa de Francisco como Gaviota en Café, ella exhibía una melena leonina y crespos voluminosos, los mismos que lucieron las modelos, un guiño divino.  De esta colección destaco estos dos looks; blusas de mangas largas, repletas de boleros y sutilmente transparentes; piezas que se unen a pantalones o jeans de tiro alto y evidentemente cómodos.  Me encanta la idea del equilibrio que proponen las formas de estos atuendos, pero al mismo tiempo, ese mix entre elegancia y relax.   Pienso en dos temas del maravilloso Crudo Means Raw: María, una oda a la mujer que lo trasnocha y La Mitad de la Mitad junto a Mabiland.  Nuevos sonidos que exploran lo urbano, el hip hop o el soul en las voces y melodías de nuevas y talentosas generaciones.

Pink Filosofy

Al apreciar esta colección es inevitable pensar en la idea de los nuevos básicos, aquellas prendas capaces de ser lo suficientemente funcionales en un armario, pero además, con el poder de permanecer en el tiempo; dicho de otra forma, diseños que transcienden la búsqueda de una víctima de la moda y, por el contrario, son piezas claves para configurar un ropero inteligente, con identidad y, más aún, versátil.  Considero que Pink Filosofy lo consigue y le brinda a la mujer una opción tan depurada, que es casi una invitación a lucir sus looks y disfrutar de esas texturas y siluetas holgadas.  Mis destacados de esta colección; dos atuendos que evocan a los dandis y el refinamiento que estos inspiraban.  Dos versiones con la onda oriental que caracteriza a la firma, pero al mismo tiempo, un aire masculino y seductor. Sospecho que no vendría mal hacer sonar a Gus Gus con un tema pegajoso y un tanto sexy: Ladyshave. Escúchenlo, querrán bailarlo.

Alado

Curiosamente de Terracota, la colección de Alado, mis looks favoritos fueron los más «simples» y lo digo entre comillas, pues Alejandro y Andrés, siempre tienen un haz bajo la manga; en otras palabras, las prendas pueden verse simples, pero su construcción, no lo es tanto.  En ese sentido, estos dos vestidos me resultaron un componente muy atractivo en una colección llena de detalles y ornamentación.  El primero, es un little black dress fantástico, una de esas prendas que entran a tu ropero para no salir nunca y hacerte quedar atinada y preciosa cada vez que decidas lucirlo.  Amé el escote semiprofundo, los botones, el juego de volúmenes de las mangas  y, por supuesto, los guantes de dedos descubiertos. Por otro lado está el vestido naranja, en el que se aprecia la delicadeza de la seda en medio de una amplia silueta, el escote profundo y la sensación de que el traje se sostiene en el aire, es un efecto encantador y lo suficientemente contundente para atrapar todas las miradas.  Aquí no puedo evitar parafrasear la cita cliché: orange is the new black o black is the new orange.  Por último, la música para estos dos trajes es Instant Crush de Daft Punk ft. Julian Casablancas; el título lo dice todo y la cadencia de la canción marca el ritmo y la sensación que seguramente se debe sentir al lucir estas piezas.

Créditos: 

Fotografía: Juan Silva

@juansi_

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *