EN EL PANORAMA, CUATRO PROPUESTAS PARA TENER PRESENTES EN LA MODA NACIONAL

Si algo nos deja esta versión de Colombiamoda 2017, son las imágenes de nuevos talentos que se vislumbran con gran potencial; de un lado están los diseñadores del Non Stop, a quienes dedicaré un capítulo especial. Pero además, en diversos escenarios como las pasarelas académicas y El Cubo, nos encontramos con marcas y diseñadores que llegaron por primera vez a La Feria, creativos cuyas propuestas están enmarcadas en distintos universos de vestuario, quienes tuvieron la oportunidad de foguear sus colecciones en una pasarela.  Aquí una selección de mis favoritos, trabajos que considero tienen gran proyección, gracias a la consistencia que hay detrás de sus propuestas.

SÜSSE LINGERIE

En medio de la amplia oferta de ropa interior que existe en Colombia, aparece en 2015 una firma que le apunta a un nicho de mujeres que se conectan con la intimidad, la corporalidad, la sensualidad y el diseño.  Prendas hechas para lucirlas con placer y por el gusto de sentirse sensuales y tremendamente bellas. Süsse significa dulce en alemán, nombre que no podría ser más acertado, pues al observar esta propuesta es fácil leer la exaltación al cuerpo y el respeto por las formas femeninas.  Lina Múnera, la creadora de Süsse Lingerie, se ha enfocado en el desarrollo de un lenguaje basado en siluetas que abrazan el cuerpo, pero que no necesariamente corresponden a la demanda del mercado; en su lugar, le apunta a innumerables versiones de bodys, sus piezas estrellas, además de tops y panties, que resultan ultrafeminos y sencillamente insinuantes.  Sin olvidar, claro está, el juego constante con las transparencias y una paleta de color que privilegia los tonos claros y nude, un recurso que la diseñadora usa de manera inteligente a favor de la exuberancia de la marca.  Así las cosas, Süsse Lingerie llegó a Colombiamoda 2017 para presentar su nueva colección en la pasarela de la Universidad Pontificia Bolivariana, espacio que en esta ocasión reservó dos cupos para egresados con proyectos comerciales.  Cinco salidas que le dieron la oportunidad a los asistentes de observar y conocer una firma integral, en la que cada prenda y accesorio fue desarrollado por su diseñadora de acuerdo al concepto de la marca.  Fluidez, comodidad y una compleja simpleza en torno a las siluetas, abarcan el trabajo que vimos sobre la pasarela.  Una marca que conquista seguidores y cuya visión de la sensualidad femenina trae consigo un sello distinto, rasgo que, justamente, la ubica como una de esas nuevas propuestas que sobresalieron durante La Feria; una firma que seguramente, de seguir su trabajo constante, se abrirá un importante espacio en el universo de la ropa interior hecha en Colombia.

Pasarela Süsse Lingerie

LA PETITE MORT

Nueve años atrás, Jonathan Cortez captaba las miradas de los asistentes a Colombiamoda, cuando fue presentado como el ganador de la primera edición del concurso Latinoamérica Habla.  Desde entonces no había regresado a La Feria, pero esta vez lo hizo con La Petit Mort, firma masculina que junto a Andrés Durán, crearon hace dos años.  Senda es el nombre de la colección que dieron a conocer en El Cubo, una historia  inspirada en el suicidio colectivo de los indígenas U’wa, habitantes de las laderas del nevado del Güicán, quienes en el siglo XVI, prefirieron inmolarse antes que ser esclavizados por los españoles.

La colección posee interesantes contrastes en su factura, que oscilan entre tejidos rústicos hechos para la marca, paños lustrosos de fibras modernas y técnicas como el corte láser.  Así mismo, La Petit Mort, presentó una arriesgada exploración de piezas elaboradas con cinco tipos de lanas tejidas en distintas técnicas artesanales.  La marroquinería y las gorras, también fueron diseñadas por la firma; cuya completa propuesta está orientada a vestir a un hombre que busca diseños con información moderna, que se rige bajo la lógica de la versatilidad, la comodidad y, por supuesto, la elegancia que poseen prendas claves en el guardarropa de un hombre al que le interesa la moda y que desea lucir diseños pensados fuera del esquema tradicional, sin caer en la extravagancia.  Chaquetas, camisas, abrigos, sacos o pantalones de diversos largos, hicieron parte de un desfile que evidenció un arduo trabajo en la selección de materiales, pero además, gran coherencia en la selección de las siluetas y una  detallada construcción de las prendas.  La Petit Mort llegó a Colombiamoda para presentarse en El Cubo como una de esas propuestas que se observan con atención en la escena de la moda nacional, y su pasarela demostró a quienes apenas los conocían que la firma posee un trabajo consistente, gracias al evidente talento que hay en ella.

Pasarela Le Petite Mort

RELIGARE

A Manuela Peña la pasarela de Jóvenes Creadores de la Colegiatura Colombiana le era familiar, no en vano, tiempo atrás, participó en ella cuando era estudiante de esta institución.  Ahora, seis años después, regresó a este espacio para presentar oficialmente su firma: Religare.  Un proyecto de vestuario que toma su nombre del sanscrito y que significa volver a unir, idea que Manuela materializa a través del slow fashion.  Su intención es plantear una propuesta en torno a procesos respetuosos con el medio ambiente y los actores alrededor de la cadena productiva.  De ahí, que en su trabajo privilegie materiales orgánicos como sedas, algodones, fibras y tintes naturales.  Así mismo, Religare nos plantea una encantadora conciliación entre distintos elementos ancestrales y artesanales con miradas actuales, que toman forma en prendas elaboradas con la premisa de una resignificación de las propuestas de  moda, de ahí que nos encontremos con prendas tejidas en cumare y elaboradas pacientemente nudo a nudo, una técnica aprendida de la comunidad Coreguaje, grupo indígena con el que Manuela compartió por un tiempo en el departamento del Caquetá.  Origen es el nombre de la colección que Religare dio a conocer en La Feria, cuyas siluetas van de la mano de la filosofía de la marca, e implican diferentes usos, formas envolventes y mucha practicidad.

Solidez y fidelidad a un discurso que en la práctica se ejecuta con cuidado y conscientemente, pero especialmente, con calma; son aspectos que configuran la esencia de Religare, una propuesta que se hizo notar en la pasarela y que tiene todo el potencial para conquistar, gracias a la gran virtud darle forma a una propuesta con un lenguaje claro que no cae en  literalidades y apologías estéticas, para darnos el gusto de apreciar una firma actual y diferenciada.

Pasarela Religare

BAKKUK

Al ver la colección que Bakkuk presentó en El Cubo de Colombiamoda, no pude evitar pensar en una particular alusión a la década de los ochenta, esa en la que Jane Fonda se enfundaba en una trusa de lycra y le contaba al mundo los muchos beneficios de hacer aeróbicos y ejercitarse.  De repente, los bodys y la indumentaria tradicional usada por los bailarines y los gimnastas, saltaron con toques de glam y brillo, de los salones de entrenamiento a los gimnasios.  Esa grata reminiscencia me resultó evidente al ver las siluetas y algunas prendas complementarias que hicieron parte de la pasarela de Bakkuk; bodys, faldas fluidas, sacos envolventes, calentadoras, blusas de varias capas, leggins, tops y shorts, estructuraron una propuesta que no solo está orientada a deportistas, también a quienes realizan rutinas de yoga, danza o fitness.  Lo que explica los muchos diseños y su enfoque versátil; un gran punto a favor de esta firma, que entiende las muchas necesidades funcionales que surgen a propósito de una práctica en torno al cuerpo y la indumentaria que esta demanda.

Bakkuk es una firma que llegó para hacerse notar, pues además de su alcance en cuanto a públicos, posee la virtud de retomar diseños habituales de las distintas disciplinas a las que se dirige e incorporarlos a un lenguaje común.  De igual forma, la firma combina tecnología y diseño, enmarcados en procesos de producción que buscan minimizar la huella ambiental de estos.  Adicionalmente, para esta colección Bakkuk realizó una alianza con la marca manizalita Vasanta, que se encargó de la elaboración de algunas piezas tejidas que le vienen de maravilla para complementar los looks y, por qué no, incluirlos en los outfits del día a día.

Andrea Acevedo es la diseñadora y gestora de la marca, una creativa que ya ha tenido la oportunidad de estar liderando proyectos de vestuario de gran acogida, y quien ahora decide apostarle a una idea que vincula su talento con premisas sostenibles…De hecho, la pasarela y la colección de Bakkuk fue, justamente, un llamado en torno a la contaminación que vive nuestra ciudad.

Bakkuk significa abrazar en hebreo y es, sin duda, una propuesta seria y novedosa que posee muchos componentes que le auguran gran aceptación, pues no olvidemos la relevancia que el universo sport tiene hoy en día en la moda y sus muchos universos de vestuario.

Pasarela Bakkuk

CRÉDITOS:

Fotografía: Cortesía Inexmoda 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *